Latin American Design

Daó & Pedro Veneziano: 44ª edição do Festival Sesc Melhores Filmes

Cuéntanos un poco sobre cómo se crea el estudio…

Al principio solo éramos Giovani y Guilherme. Nos conocimos en un curso de carteles y comenzamos algunos proyectos juntos mientras trabajábamos en otras compañías. Con el paso del tiempo, el volumen de estos proyectos en conjunto creció y dejamos nuestros trabajos en empresas para dedicarnos al estudio. En 2017 contratamos a Giulia como becaria y después de aproximadamente un año se convirtió en nuestra diseñadora. El nombre Daó es la abreviatura de “daora”, una expresión brasileña que proviene de “da hora” y significa “cool”.

¿Cómo es el estudio? ¿Cuál dirías que es la manera en la que diseñan?

El estudio es el resultado de la suma de nuestros intereses individuales, que a menudo se cruzan. Guilherme tiene un editor de impresión artística con su hermano Felipe Vieira, tiene interés en el software de código abierto y ofrece talleres sobre pensamiento computacional aplicado al diseño gráfico. Giovani está involucrado en problemas de movilidad, y casi solo viaja en bicicleta en São Paulo, fundó una plataforma que organiza visitas de estudiantes a estudios de diseño brasileños y tiene interés en las rutinas y hábitos de diferentes profesionales. Giulia está desarrollando investigaciones sobre mujeres negras y sus trayectorias personales, tiene interés en la fotografía y el diseño activista, y está descubriendo áreas de diseño que le interesan.

El tratamiento del diseño de Daó es una amalgama de estos diferentes puntos de vista e intereses personales; Giovani termina cuidando mejor la gestión financiera del estudio y las etapas estratégicas del proyecto, mientras Guilherme usa su experiencia en los principios de composición y el uso de diferentes softwares, combinados con su repertorio visual, para crear las imágenes que materializan los conceptos del proyecto. Giulia participa en prácticamente todas las etapas del proyecto para aprender y descubrir cuáles despiertan su interés, además de enriquecer todas las discusiones del proyecto al compartir sus puntos de vista.

“Daó es la abreviatura de daora, una expresión brasileña que proviene de da hora  y significa cool

¿Cómo se desarrolló el proceso creativo del proyecto?

Disfrutamos trabajar en asociación con otros profesionistas, y en este proyecto no fue diferente. Invitamos al diseñador Pedro Veneziano a colaborar con nosotros y comenzamos el proyecto entendiendo cuáles eran las características que el proyecto debería comunicar. Después de algunas conversaciones e investigaciones, llegamos a la conclusión de que el aspecto que más nos gustaría explorar en esta edición del Festival era el carácter múltiple del cine, es decir, varias disciplinas juntas crean una película (guión, edición, dirección, actuación, etc.) y una película puede causar diferentes interpretaciones y reacciones en los espectadores. En base a este principio, creamos algunas composiciones diferentes usando las mismas 44 piezas: esta pieza matriz proviene del logotipo utilizado por el Festival desde 2016.

¿Qué otros caminos se recorrieron antes de decidir por la idea ganadora?

Otro aspecto importante del Festival es la votación: se creó durante la dictadura, cuando se suprimió este derecho, y permite a las personas votar por sus películas favoritas de cada categoría, además de la votación de los críticos de cine. Por lo tanto, algunos estudios comenzaron a partir de esta idea de las papeletas o las urnas que simbolizaban este aspecto. La repetición del número “4” también nos llevó a estudios en los que uno era la sombra del otro.

¿Cuál fue la parte más complicada del proceso?

El proceso transcurrió sin problemas y no tuvo muchos pasos complicados. El mayor desafío fue crear una identidad icónica que fuera una de las posibles expresiones visuales de lo que representa el Festival, ya que es el festival de cine más antiguo de São Paulo y ha tenido identidades visuales creadas por estudios que admiramos. Otro aspecto que requirió atención especial fue mantener la consistencia con la gran variedad de piezas gráficas en las que se desplegaba la identidad visual (algunas de ellas son las redes sociales, el catálogo impreso, el guión de programas, la configuración del espacio y la viñeta de apertura).

¿Cómo describirías la relación con el cliente durante todo el proceso?

Fue una relación muy positiva desde el principio hasta el final del proyecto. Sesc es una institución que está acostumbrada a contratar diferentes diseñadores para sus variados proyectos, por lo que los procesos de información, evaluación y aprobación son siempre muy sólidos y coherentes.

¿Cómo definirías a la industria del diseño en tu país?

Brasil es un país de proporción continental. Su territorio ocupa casi la mitad de Sudamérica y población del estado de São Paulo, donde se encuentra Daó, es más grande que la de casi todos los países sudamericanos. El único país cuya población es más grande que la de São Paulo es Colombia. Por lo tanto, es difícil definir la industria del diseño ya que tenemos características diferentes en cada región del país. Como reflejo de lo que sucede en varias otras industrias brasileñas, el mercado del diseño a menudo también se concentra en las capitales de la región sureste (principalmente São Paulo, Río de Janeiro y Belo Horizonte). Eso es una lástima, porque al analizar todas las regiones del país, vemos excelentes estudios y profesionistas que hacen un gran trabajo para clientes nacionales y extranjeros. Creo que es una actitud positiva por parte de los clientes, cuando buscan profesionales creativos para sus proyectos, que miran a las diferentes regiones fuera de este polo económico.

Web: estudiodao.com

Instagram: @estudiodao

Facebook: @estudiodao

Behance: @estudiodao

Leave a Comment.