Latin American Design

Gin Gad por Abraham Lule

Háblanos un poco sobre cómo nació el estudio y por qué lleva ese nombre, o sobre tu trayectoria como diseñador.

Trabajé por 4 años en una editorial educativa al mismo tiempo que hacía la universidad y dirigía mi academia de danza (TopDance). El entrenamiento que tuve para explotar mi creatividad en ese tiempo me ayudó a definir mis habilidades en una disciplina multifacética como es Diseño Gráfico. Cuando acabe la universidad me mudé a NY donde estudié Motion graphics y Tipografía en The School of Visual Arts, y tuve mi primer empleo en Alfalfa Studio con Rafael Esquer. Al mismo tiempo hacía varios proyectos de branding y empaque como Maclovia, Gracias a Dios y El Cariñito, para eventualmente vivir entre México y NY por 4 años haciendo proyectos en ambas partes para agencias como Droga5 e Interbrand, en el 2016 trabajé para Interbrand como parte de mi transición para ser Director Creativo en Estudio A Perú, planes que rápido cambiaron por una contra oferta de Vault 49 NY en donde actualmente soy Senior Designer especializado en packaging, lettering y tipografía. Mi portafolio sigue siendo mayormente influenciado por mi interés en establecer el valor del trabajo a mano por encima del diseño computarizado.

Descríbenos de la manera más genuina cómo es el estudio y su equipo, o cómo definirías tu forma de tratar el diseño.

Cada proyecto es el ‘Golden Ticket’ y cada parte del proceso debe tener la misma calidad que el producto final. Siempre he pensado que mi mejor asset es la imaginación y la paciencia que tengo con el detalle. ‘El diseño es acerca de todo, y por eso hay que estar preparados para todo’ Michael Bierut lo ha dicho así y es algo que siempre llevo en mente, trato de estar presente en todas partes absorbiendo inspiración e influencias de donde mi curiosidad me guíe. Confío en la educación visual del día a día y por eso trato de rodearme del tipo de estética y ambientes de los que quiero que mi trabajo sea parte. Finalmente y por encima de todo, trabajar a mano es lo que aceita la máquina y diariamente trabajo en lápiz y papel primero, sumando una religiosa práctica caligráfica diaria.

“Cada proyecto es el ‘Golden Ticket’ y cada parte del proceso debe tener la misma calidad que el producto final”

Cuéntanos sobre el proyecto ganador

 

¿Cómo se desarrolló el proceso creativo del proyecto?

Comencé bajo la restricción. La etiqueta debería de tener un suaje el cual el cliente ya tenía determinado y es un Gin sin nombre. Con base en eso dibuje una silueta y busque elementos que comunicaran misticismo mexicano con toques europeos. Después solo compuse todas las piezas como un rompecabezas y post-racionalicé el diseño para que la prominencia del nombre y la tipografía intricada hicieran sentido a la marca y al consumidor.

 

¿Qué otros caminos se recorrieron antes de decidir por la idea ganadora?

Tenía una idea que era hacer la etiqueta inspirada en el Himno Nacional, y era algo que me gustaba mucho, pero como el Gin no tenía un nombre relacionado con esa idea, dejé que el boceto y me incliné por aceptar el cliché botánico que la idea original ya tenía, y componía mejor en el suaje.

¿Cuál fue la parte más complicada del proceso?

Debo decir que ha sido de los proyectos más limpios que he tenido, desde el boceto hasta la impresión todo se sintió como si hubiera pasado sobre mantequilla. Lo disfruté mucho y el cliente estuvo satisfecho. No es común, pero también reconozco la fortuna de tener un cliente que confía y defiende mi trabajo.

 

¿Cómo describirías la relación con el cliente durante todo el proceso?

Genuina y de confianza. El siempre confía en mi perspectiva, y yo siempre confío en su buen gusto. Todo proceso lleva un balance, y así como el respeta mi opinión, yo respeto su producto.

Descríbenos como se desenvuelve el diseño
en tu país

 

¿Cómo definirías a la industria del diseño en tu país?

Mi País es México. Evolucionando estéticamente, rica en cultura y matices, diversa, elegante e inteligente. Siempre he pensado que la carencia es el mejor recurso para la creatividad, y México en diseño desempeña este principio de una forma hermosa. Su posición geográfica le permiten influenciarse multiculturalmente y los productos finales siempre transpiran un trabajo fuerte que es identificable en todo el mundo.

STUDIO / DISEÑADOR: ABRAHAM LULE LTD.

CLIENTE: GRUPO GASTRONÓMICO GRACIAS A DIOS

DESIGNER: ABRAHAM LULE LTD.

CREATIVE DIRECTOR: ABRAHAM LULE

Leave a Comment.