Latin American Design

Tequila “El águila” por BAMF

Háblanos un poco sobre cómo nació el estudio y por qué lleva ese nombre, o sobre tu trayectoria como diseñador.

BAMF es un estudio creativo formado en el 2008 por un equipo multicultural de personas; un equipo pequeño de gente que hace bien las cosas. Inyectando siempre pasión por el diseño y buscando un alto nivel de creatividad. Sin importar el giro, tamaño, enfoque o localización del cliente, tratamos de proponer soluciones creativas que permitan innovar en lo que nuestros clientes hacen, poniendo la creatividad en primer lugar. En constante búsqueda de inspiración y comparándonos con los demás, nunca bajamos las manos ni nos sentimos cómodos en el lugar en el que estamos.

En BAMF se comparte una misma pasión: potencializar a las marcas detectando oportunidades en el mercado para implementar diseño inteligente, con la idea de que el buen diseño no esté disponible sólo para las grandes marcas, y encontrando aquello que las hace únicas y comunicándolo al público de forma relevante.

El nombre es una onomatopeya, que hace referencia a la aparición de algo como por arte de magia. Refleja lo que nuestros clientes experimentan al trabajar con nosotros y hace referencia al gusto de los fundadores por parte de los socios.

 

Descríbenos de la manera más genuina cómo es el estudio y su equipo, o cómo definirías tu forma de tratar el diseño.

Tratamos de no imponer un estilo del estudio, sino permitirle a cada diseñador experimentar con su postura ante el diseño y cada proyecto. Promovemos un ambiente cálido, de colaboración y aprendizaje constantes. Organizamos visitas culturales periódicamente y nos gusta que todo los integrantes del equipo colaboren en todas las áreas de nuestros proyectos.

“Tratamos de proponer soluciones creativas que permitan innovar en lo que nuestros clientes hacen, poniendo la creatividad en primer lugar”

Cuéntanos sobre el proyecto ganador

 

¿Cómo se desarrolló el proceso creativo del proyecto?

Fue un proyecto muy libre, muy ambicioso y con mucho orgullo nacional. Nos involucramos desde las pruebas de tequila para definir la fórmula, hasta colaborar con el impresor de la etiqueta para obtener los mejores resultados. Todo el estudio colaboró en algún momento del proyecto, ya sea en la ilustración, tipografía, la página Web, la composición de la caja, etc.

 

¿Qué otros caminos se recorrieron antes de decidir por la idea ganadora?

Este proyecto en particular se centraba en un concepto tan fuerte que solo se desarrolló una ruta.

¿Cuál fue la parte más complicada del proceso?

Sin duda, la ilustración del águila. Las primeras interpretaciones contaban con tanto detalle que era imposible su reproducción en tamaños pequeños. Tuvimos que ajustar varias veces y hacer pruebas impresas a distintos tamaños para lograr el resultado que el proyecto se merecía.

 

¿Cómo describirías la relación con el cliente durante todo el proceso?

Fue una relación de confianza mutua. Nosotros escuchando las opiniones del cliente e incorporándolas al diseño y el cliente respetando nuestra experiencia como estudio creativo. Siempre las dos partes buscando mejorar el resultado.

Descríbenos como se desenvuelve el diseño en tu país

 

¿Cómo definirías a la industria del diseño en tu país?

La industria va creciendo. Cada vez más clientes nos buscan para que les ayudemos a resolver sus problemas (que muchas veces no son 100% gráficos) y cada día se le da más importancia a las aportaciones de los estudios de diseño. De igual manera, cada día la profesión del diseñador se respeta más. Aunque hay una tendencia estética muy definida (en específico en el Norte del país) por diseñar para los diseñadores. No es mal diseño, pero sentimos que muchas veces se impone este estilo en proyectos que requieren una solución distinta.

STUDIO / DISEÑADOR: BAMF COMUNICACIÓN GRÁFICA

CLIENTE: TEQUILA EL ÁGUILA CÍA

DESIGNER: BAMF COMUNICACIÓN GRÁFICA

CREATIVE DIRECTOR: JUAN PABLO REVERTER

Leave a Comment.